FANDOM



Flecha-izquierda "La Nueva Vagina del Sr. Garrison" "Muere Hippie, Muere" "Wing" Flecha-derecha

Muere Hippie, Muere es el segundo episodio de la novena temporada. Es el 127mo episodio de toda la serie.

Spoiler ¡Peligro de Spoiler! Este artículo tiene spoilers. Lee bajo tu propio riesgo.

SinopsisEditar

South Park es invadido por hippies y Cartman trata de eliminarlos, tratándolos como si fueran una plaga. Además, los hippies les están "lavando el cerebro" a Kyle, Stan y Kenny. Cartman es ahora, la única esperanza.

TramaEditar

Cartman ejecuta un servicio de "control de plagas" para librar a la ciudad de hippies, gente que temía y odiaba en la mayor parte de la serie, sobre todo porque "fuman marihuana, use una mierda y mal olor." Después de haber estudiado a los hippies en su lucha por su erradicación, Cartman deduce que los hippies están a punto de comenzar un festival de música en South Park. Sus intentos de advertir al ayuntamiento son inútiles, y es detenido poco después cuando se enteran que había encarcelado a 63 hippies en su sótano.

La ciudad de South Park pronto es invadido por la mayor población de hippies en la historia, y el festival de música amenaza con destruir la ciudad. Se las arreglan para convertir a Stan, Kyle y Kenny a cuando conversan de los males corporativos, y el trío se convierten en hippies. Los hippies realizan un festival musical hippie.

Cartman se declara con a la alcaldesa para detener el festival, pero resulta que la alcaldesa fue la que permitió el festival de música en primer lugar pensando que iba la ciudad iba a hacer un poco de dinero. Pero después de ver el caos que los hippies excéntricos está creando, la alcaldesa se da cuenta que la plaga que ha llegado a South Park es su culpa y se dispara en la cabeza (ella sobrevive y aparece más tarde en la sala de estrategia cuando Cartman está promulgando su plan).

Los padres de Stan saben dónde están los niños, pero cuando se dieron cuenta de lo que hicieron en Woodstock (que era muy embarazoso), van a salvar Stan. Randy intenta conseguir pasar a través de la multitud, pero no lo logra debido al exceso de marihuana y la exposición al humo. El resto de la ciudad, entonces suplica a Cartman que libre la ciudad de los hippies. Cartman finalmente accede a ayudar, pero sólo después de que Randy se compromete a ofrecerle un Tractor de Tonka a Control Remoto y la madre de Kyle asegura a Cartman que Kyle no tendrá uno, y será obligado a ver a Cartman jugar con el juguete.

Mientras tanto, Stan, Kyle y Kenny se dan cuenta de que los hippies no están haciendo nada para oponerse a las corporaciones que han demonizado y que su idea de una sociedad perfecta es la misma que la actualmente existente. Ellos tratan de salir, pero la multitud se encuentra en una pared humana de 11 km y los intentos de Stan para que los hippies entren en razón sólo empeoran las cosas. Cartman, con la ayuda de un científico (Randy), una ingeniera (Linda, la madre de Butters) y un "hombre negro que se sacrifique si las cosas salen mal" (Chef), construyen un taladro gigante ("Taladro de Hippies") para perforar a través de la multitud de hippies. Mientras que están taladrando, se cae la línea de electricidad y el chef sale y se "sacrifica" para tirar del interruptor de energía de emergencia. A continuación el taladro avanza hasta llegar al centro y Cartman pone en los parlantes la canción "Raining Blood" de Slayer (según Cartman, "los hippies no pueden soportar el death metal"). El plan funciona y los hippies se dispersan, South Park se salva. Stan ve a Randy y terminan abrazados, a sabiendas de que están seguros. Cartman luego saca un cuchillo y le dice a Kyle que tiene planes para él. Kyle se ve obligado a mirar a Cartman mientras se divierte con su Tractor Tonka en el estacionamiento de la escuela.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.