FANDOM



Flecha-izquierda "El Increíble Don de Cartman" "La Navidad de los Animalitos del Bosque" "La Nueva Vagina del Sr. Garrison" Flecha-derecha

La Navidad de los Animalitos del Bosque es el decimocuarto episodio de la octava temporada. Es el 125to episodio de toda la serie. Es el séptimo especial de Navidad.

Spoiler ¡Peligro de Spoiler! Este artículo tiene spoilers. Lee bajo tu propio riesgo.


SinopsisEditar

Stan, el niño del pompón rojo, se encuentra con los animales del bosque, los cuales le piden favores aparentemente inocentes. Los animales quieren lograr que su "Salvador", el hijo de Puerco-espini, sea concebido correctamente.

TramaEditar

Este episodio, que al igual que muchos programas de Navidad tiene un narrador que cuenta la historia con rima y estilo de libro de cuentos, se inicia en el bosque, donde "el niño del pompón rojo" descubre a un grupo de animales que hablan, los animalitos del bosque, que están construyendo un árbol de Navidad. Convencen a un sorprendido Stan a ayudarlos a hacer una estrella para su árbol antes de irse a casa. Esa noche, él despierta en su habitación y los animalitos le explican que uno de los animales, un puerco espín llamado Puercoespini, está embarazada y dará a luz a su "salvador". Cansado y somnoliento, Stan se compromete a ayudar a construir un pesebre para el bebé. A continuación, consigue su ayuda contra otro problema: cada año, explican, que un animal concibe a su Salvador, pero cada vez, un gato montés mata a la virgen embarazada. Insisten en que Stan es el único capaz de ayudarlos. Exasperado, Stan se las arregla para matar a la bestia (engañándola en saltar desde un acantilado detrás de él), pero está consternado al encontrar que la gata montés era madre de tres cachorros, ahora huérfanos. Stan se ve horrorizado al descubrir que las criaturas del bosque se revelan, de hecho, adoradores de Satanás, y que el Salvador es en realidad el Anti-Cristo, no un animal Hijo de Dios. Las criaturas malvadas señalan que esto es obvio, diciendo: "Piénsalo bien. ¿Crees que Dios le haría sexo a un puerco espín?". Celebran a costa de sacrificar a Coneji el conejo (muy a su placer) y devorando las entrañas. Ellos después hacen una orgía en la sangre inmediatamente. Demasiado tarde, Stan se da cuenta de que el gato montés era el único que podía detener al Anti-Cristo antes de que naciera.

Después de mucha persuasión del narrador, Stan intenta detener a los animales. Pero fácilmente no lo pudo hacer por sus poderes diabólicos. Dado que parece que sólo un gato montés puede matar al Anti-Cristo, Stan vuelve a las montañas para dar de alta a los cachorros huérfanos. Los cachorros; sin embargo, tiene en cuenta que tienen que aprender "cómo matar bebés", así que Stan (en contra de su voluntad, el narrador le obliga a hacerlo) los lleva a una clínica de abortos para que les enseñen a practicar abortos. Mientras tanto, las criaturas del bosque están buscando un anfitrión humano para el Anticristo. Descubren que Kyle, quien está a la vez sin bautizar y es judío, le secuestran para servir a su propósito.

Stan vuelve al lugar para descubrir que el Anticristo ya ha nacido, y que su mejor amigo Kyle está vinculado a un satánico altar para recibir la criatura del mal. Santa Claus llega y, cuando se entera de lo que está sucediendo, saca una escopeta y mata a todas las criaturas. Él está a punto de matar al Anticristo, pero Kyle, ahora libre del altar, declara que quiere que al Anticristo para poseerlo, por lo que puede hacer un mundo mejor para los Judíos. Kyle traga el pequeño Anticristo bebé. Sus ojos brillan de color rojo y está a punto de desatar un golpe devastador en el mundo cuando...

La historia de repente corta a distancia a la clase del Sr. Garrison de cuarto grado. Todo lo que había sucedido hasta el momento en que el episodio no era más que un cuento de Navidad con temas que Cartman había escrito y estaba leyendo a la clase. Kyle le dice a Cartman que se detenga, afirmando que la historia es sólo otra manera de burlarse de la religión de Kyle en Navidad. El Sr. Garrison, por temor a las quejas de la madre de Kyle, obliga a Cartman a detenerse. Los chicos, incluidos otras como el mismo Stan; sin embargo, ruegan para que Kyle deje continuar a Cartman porque quieren escuchar el final, pero Kyle cree que en el final es obvio que Kyle (en la historia) sólo será asesinado por Santa para que la Navidad se salve. Cartman dice que no es el final, y como los demás niños persisten, Kyle a regañadas deja continuar a Cartman.

De nuevo en la historia, Kyle de repente declara que ahora se puede sentir que el Anticristo es pura maldad, mientras que Stan le responde, "¿Y qué esperabas, Kyle? ¡Es el hijo del diablo!" Santa; sin embargo, dice que no tienen otra opción más que matar a Kyle, antes de que el Anticristo pueda consumir su alma y dar rienda suelta a su reinado de terror. Stan; sin embargo, tiene a los cachorros para que realicen un aborto a Kyle, quitando el anticristo, el cual Santa destruye bruscamente con un martillo. Santa da a Stan un especial deseo de Navidad, y Stan lo utiliza para resucitar a la madre de los cachorros, para su gran alivio. Todo el mundo se va a casa para tener una feliz Navidad. El narrador concluye: "y todos fueron muy felices, menos Kyle, qué murió de SIDA dos semanas después." Kyle se muestra en una cama de hospital muriendo lentamente. El episodio termina con la lectura del título de Navidad con temas de tarjetas, diciendo "Fin", y Kyle (invisible) grita con frustración: "¡Carajo, Cartman!"

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.