FANDOM



El Gran Tetaje es el tercer episodio de la duodécima temporada. Es el 170mo episodio de toda la serie.

Spoiler ¡Peligro de Spoiler! Este artículo tiene spoilers. Lee bajo tu propio riesgo.

SinopsisEditar

Los chicos se enteran (gracias al señor Mackey) que pueden agarrar tremenda nota inhalando una orina concentrada que rocían los gatos. Esto se conoce como quesear y es la droga de moda. Entonces los chicos deciden probar con Kenny, convirtiéndolo en un adicto.

TramaEditar

El Sr. Mackey les habla a los chicos sobre el peligro que hacen al ahorcarse para estar "en nota", así como otros métodos que se vuelven populares, como oler orina de gato. El Sr. Mackey explica que los gatos machos para marcar su territorio, rocían una orina que puede ser intoxicante cuando se inhalada. Los chicos, de lo curiosos que se encontraban, van a la casa de Cartman para confirmarlo por sí mismos. Teniendo el gato de Cartman, el Sr. Kitty, rocía su orina en la cara de Kenny. Kenny experimenta una alucinación inspirada en la película "Heavy Metal" donde se encontraba en un Pontiac Trans Am Negro de 1981 con cohetes en el espacio, y encontró a una mujer de grandes tetas y poco vestida. Cuando termina el viaje,
El Gran Tetaje 1

Kenny experimentando la alucinación que le dió cuando "queseó"

piensa darse un baño con ella (supuestamente porque traería paz en la Tierra su le enjabonaba bien las tetas, según su padre). Luego, Cartman lo despierta, y en la relidad él estaba corriendo mientras se quitaba la ropa (cosa que hizo que Kenny lo golpeara de lo enojado que estaba). Como Resultado, Stan sugiere que se mantengan alejados de la orina de gato.

Este nuevo caso se vuelve nacional, y Fox News lo llamaba "Queseando". Los Padres de Kyle, hicieron una declaración judicial con los otros padres para que los gatos fueren ilegales en South Park. Luego, Todos los gatos pasaron a entrar en custodia de la DEA, Cartman esconde al Sr. Kitty en el ático sugiriéndole que "escriba un diario", y también escondiendo a varios gatos del barrio.

Mientras tanto, Kenny todavía puede adquirir orina de gato porque se volvió adicto. Los chicos intentan que Kenny pare su adicción a la orina de gato, confiscando a uno de los gatos. Al día siguiente, la Mamá de Kyle lo encuentra en su cuarto, cosa que cuando le preguntan a Kyle, éste lo negaba. Sin embargo, fue castigado por tiempo indefinido y Gerald lleva al gato al sótano, donde revela que lo usó por una vez y que está limpio desde hace 10 años, y que piensa hacerlo "una última vez". Bajo la influencia, Gerald se encuentra en ese mundo, volando un B-17G. Después de encontrarse con la Mujer de Grandes Tetas, éste se aterroriza pues ve que Kenny también está ahí. Entonces, deben pelear en el "Tetario de Pezonópolis". De vuelta en la realidad, mucha gente los ve peleando en el parque (mientras siguen bajo la influencia), horrorizando a Sheila y avergonzando a Kyle, Gerald hace una disculpa pública con Sheila toda enojada y retira la prohibición de gatos, dice que no es culpa de los gatos, ellos sólo producen orina mientras la gente decide usarla.

Al final del episodio, Cartman dice que ha aprendido que no puede privar a un ser vivo de su libertad. Kyle, enojado por que Cartman es insensible a la persecución de Judíos en la Segunda Guerra mundial, le pregunta si no hay una similitud con otras cosas en la historia. Los chicos encuentran a Kenny oliendo flores, pensando que está "en nota con la vida". Luego Kenny empieza a oler muchas de esas flores, y es regresado a su mundo inducido por las drogas.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.